Plafones

Ahorra espacio con los Plafones

A nivel lumínico los plafones son una buena alternativa para instalar en los techos de nuestros hogares, se suelen instalar en habitaciones reducidas o cocinas, para evitar “comer espacio” a estas estancias. La intensidad de la luz es como la que podemos conseguir con cualquier otra lámpara de techo, la ventaja de este tipo de lámpara es que ocupa mucho menos espacio ya que se instala a ras del techo.



En cuanto a los diseños que hay disponibles en el mercado hay que decir que es tan abundante la variedad que se adapta a cualquier estilo que estés buscando.

Producto disponible en Amazon.es





¿En qué prestar atención al comprar un plafón?

Elige el diseño correctamente, estudia en que estancia vas a instalar el plafón, ya sea un ambiente rustico  omás moderno le vendrá mejor un diseño u otro.

El consumo: El consumo es algo importante que tenemos que tener totalmente controlado, saber el gasto que va a tener las bombillas, echa un vistazo al consumo en vatios (W) que se usan es importante a la hora de poder ahorrar en la factura de la luz. No te pases y elijas unas bombillas con poca intensidad lumínica (menos Vatios) si quieres una estancia bien iluminada, con bombillas LED con 7 / 8 W conseguirás una buena iluminación y un buen ahorro si utilizabas otro sistema.

¿La intensidad de luz ofrece un plafón es suficiente?

El plafón ofrece una intensidad lumínica igual o superior que la que puede ofrece una lámpara de techo de otro tipo, todo depende del número de bombillas que utilice y su potencia lumínica. Si estas buscando una buena iluminación deberías elegir un par de plafones de por lo menos dos bombillas de 1600 lúmenes como mínimo.

Prueba a crear ambiente con varios plafones más reducidos y repartidos por la estancia, también puedes probar a combinar su uso con otro tipo de lámparas como unos focos o una lámpara de techo colgante o de suelo, este tipo de combinaciones esta muy de moda y puedes crear ambientes muy agradables en tu hogar.

Si te decantas por crear ambientes más íntimos puedes utilizar plafiones con menos intensidad lumínica, con menor número de bombillas o de menor potencia, de esta manera crearás más intimidad en las zonas que desees.

¿Por qué decantarte por un plafón?

Entre otras ventajas vamos a exponer las más comunes:

Ahorro de espacio: Sin duda se consigue una sensación de amplitud ya que se “ahorra” mucho espacio con respecto a las lámparas de techo colgantes. En cuanto a los baños, lo normal es poner este tipo de lámparas ya que es lo más práctico.

Todo tipo de diseños: En el mercado encontrarás todo tipo de modelos, siendo los de forma circular y cuadrada las más demandadas, también encontrarás plafones de todos los diámetros, más amplios o más reducidos. Entre la amplia variedad podrás elegir entre rústicos, modernos, infantiles, minimalistas, etc … seguro que encuentras el modelo que mejor le viene a tu estancia sin ningún problema.

En fin, un plafón es una gran idea a la hora de iluminar las estancias de tu vivienda y además ahorrar el espacio que quizás necesites.